ACLARACIÓN IMPORTANTE PARA QUE NO HAYA VÍCTIMAS QUE CAIGAN EN UN SEGUNDO ENGAÑO

sábado, 3 de enero de 2015

UNA PSEUDOASOCIACIÓN DE AFECTADOS Y UN ABOGADO ASEGURAN FALSAMENTE EN UN PROGRAMA DE TELEVISIÓN LLEVAR 1.500 CAUSAS CONTRA ANTONIO ARROYO


El programa El Cascabel, de 13 TV, dedicó los días 29 y 30 de diciembre parte de su emisión a las actividades de Antonio Arroyo, calificado como el gran usurero en una reciente entrevista del suplemento Crónica de El Mundo.

Sin embargo, lamentablemente se equivocaron y, en lugar de recurrir a la asociación que agrupa a más víctimas de Antonio Arroyo, que es precisamente STOP ESTAFADORES, se toparon con la falsa asociación de afectados denominada Adevif y con su actual abogado, D. Santiago Landete, quienes ofrecieron datos absolutamente ficticios sobre causas que supuestamente llevan contra Arroyo. Es de suponer que lo hicieran con la intención de aprovechar la actual preocupación social por estos casos para captar clientes para el letrado o socios para Adevif. El objetivo puede ser legítimo y respetable, pero no es admisible que para ello se difunda información intencionadamente falsa.

En el programa se hizo ver que Santiago Landete es parte "del equipo jurídico que actúa contra Antonio Arroyo" y que la propia entidad Adevif "de hecho es la que está actuando" contra este presunto estafador. 

Esto es falso: Adevif no está actuando en estos momentos contra la trama de Antonio Arroyo de forma global ante ninguna instancia: ni administrativa, ni judicial, ni de la fiscalía. 

En noviembre de 2013, el abogado D. Carlos Javier Galán, que defendía individualmente a varios afectados, entendió que esas víctimas no eran más que la punta del iceberg de una amplia trama. Por ello, propuso redactar una denuncia en la que se pusiera en conocimiento de la Fiscalía de la Audiencia Nacional amplia información y documentación sobre el funcionamiento de esa red y todos los posibles afectados, no sólo los que habían interpuesto denuncias. Le ofreció a esa asociación previamente existente y que decía ser de afectados por estafas financieras, Adevif, que fuera esa asociación como tal la que presentara la denuncia que él redactó y así se hizo

Después de presentada la citada denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional, las víctimas de Arroyo recibíamos repetidas amenazas del presidente de Adevif, Rafael Pozo, que conservamos por escrito, en el sentido que iba a retirar la denuncia porque no le secundábamos en todo lo que él quería. Con ello, nos demostraba que, para conseguir otras finalidades, era capaz de chantajearnos con jugar con esa iniciativa en un asunto que para nosotros es muy importante, porque están en juego nuestras propias viviendas y nuestra economía familiar, entre otras muchas cosas. 

Ese incalificable comportamiento y otras muchas de sus actuaciones llevaron a que los afectados de Arroyo mayoritariamente, junto con los de otras tramas similares, decidiéramos constituir una asociación internamente democrática, clara en sus fines y transparente en sus cuentas, Stop Estafadores, para agruparnos y defendernos, sin estar sujetos a la arbitrariedad del presidente de Adevif.

En el verano de 2014, el letrado sr. Galán presentó su renuncia a seguir colaborando con Adevif por discrepancias diversas y concedió la venia de esa denuncia al letrado D. Santiago Landete, entregándole en septiembre toda la amplísima documentación de la misma, fruto de su exclusivo y desinteresado trabajo. 

Desde entonces, Adevif no ha realizado absolutamente ninguna actuación al respecto, ni tan siquiera parece que se haya vuelto a interesar por la cuestión. De hecho, la Fiscalía de la AN ha acordado archivar esa denuncia y no ha considerado procedente iniciar ninguna investigación y Adevif no ha recurrido la decisión, ni ha contestado, ni ha aportado más datos, ni ha insistido en ello. 

Ante las cámaras, D. Santiago Landete tuvo la desfachatez de decir que “hay más casos de este estilo de los que la gente cree, no estamos hablando de trescientos, estamos hablando de mil o mil y pico, que nosotros llevemos en la asociación”. 

También esto es rigurosamente falso: Adevif como tal no lleva, con absoluta seguridad, 1.500 causas contra Antonio Arroyo, ni representa a 1.500 afectados de Antonio Arroyo. 

Para empezar, no existen 1.500 causas ni 1.500 denuncias contra Arroyo a día de hoy, por desgracia. Sí hay en torno a 1.500 familias afectadas según datos de Registro de la Propiedad, pero, de acuerdo con los registros de los decanatos de los juzgados, pueden haberse producido unas 60 denuncias aproximadamente, de las cuales actualmente se seguirán una treintena de causas judiciales que estén instruyéndose. Esas denuncias son llevadas por aproximadamente una decena de abogados diferentes, entre los cuales quienes más afectados defienden son un letrado de Madrid, D. Benito Polo, y el propio abogado de la asociación Stop Estafadores, D. Carlos Javier Galán. No nos consta que el sr. Landete lleve ninguna causa contra Antonio Arroyo, a pesar del seguimiento exhaustivo que hacemos de esta trama y, desde luego, no mantiene contacto ni coordinación con el resto de abogados. Pero, en su caso, si llevara alguna individualmente, que podría ser, desde luego ni son la mayoría de las que están realmente interpuestas ni son, por descontado, esas 1.500 casos supuestos de los que habla, con desprecio a la verdad. 

Y si se refiere a 1.500 querellas por estafa no sólo contra Arroyo sino contra otros prestamistas, tampoco es cierto: ni él ni Adevif llevan esa cifra de actuaciones ni representan remotamente a ese volumen de afectados. 

Es legítimo que un abogado desee captar clientes. O que una asociación quiera captar los socios que no tiene. Pero no a cualquier precio, faltando a la verdad públicamente en un medio de comunicación e instrumentalizando un drama como éste. Entre otras cosas, porque nos perjudica a los afectados. Las falsedades difundidas públicamente son contrastables. Y ese comportamiento acaba dando bazas al presunto estafador, que sin duda las utiliza. Y resta credibilidad a las víctimas a la hora de actuar ante los juzgados y conseguir que sus denuncias sean atendidas. 

Nos parece oportunísimo que los medios traten el tema, que den voz a afectados contrastados de unas u otras asociaciones o de ninguna, que se lleve a cualquier abogado de los varios que llevan causas contra Arroyo y contra otros prestamistas similares denunciados por estafa (que puedan acreditar datos precisos, qué diligencias siguen ellos y ante qué juzgados concretos), es decir, personas que sean realmente conocedoras del tema y no hablen de oídas. Pero creemos que no es bueno para la causa de los propios afectados que se dé cancha a un abogado o una pseudoasociación que se atribuyen la llevanza de cifras imaginarias de casos y de afectados, con el ánimo de autopublicitarse a costa de esta desgracia real que nos afecta a muchas víctimas.

0 comentarios:

Publicar un comentario