DECLARACIONES DEL ABOGADO DE STOP ESTAFADORES A LOS DIARIOS DEL GRUPO VOCENTO

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Todas las cabeceras regionales del grupo Vocento -El Correo, El Diario Vasco, El Diario Montañés, La Verdad, Ideal, Hoy, Sur, La Rioja, El Norte de Castilla, El Comercio, Las Provincias y La Voz de Cádiz- publicaron el domingo 30 de noviembre un artículo del periodista Borja Olaizola titulado El gran negocio de los usureros en el que se habla de las irregularidades en el sector del préstamo de capital privado.

En el mismo se citan declaraciones del asesor jurídico de nuestra asociación:

"Los de Vallecas, Barcelona y Olaberria son tres de los cientos de casos de personas que han quedado atrapadas en la trampa de los prestamistas privados. 'El perfil es bastante parecido, gente sin posibilidades de obtener crédito en los bancos que necesitan dinero para hacer frente a una urgencia y que tienen una propiedad inmobiliaria libre de cargas', cuenta el también letrado Carlos Javier Galán, que se ha convertido en punta de lanza de la denuncia de los abusos en los préstamos privados. 'Hay redes delictivas especializadas en apoderarse de inmuebles a cambio de cantidades ridículas', observa. Él ha interpuesto multitud de denuncias intentando sacar a la luz el entramado, pero hasta ahora lo más que ha conseguido ha sido paralizar algunos desahucios. 'Son tramas que funcionan desde hace años con el mismo 'modus operandi' y que tienen de su parte incluso a ciertos notarios', sostiene. 

La estrategia de los prestamistas varía, pero hay algo en lo que coinciden: engatusan a su cliente para que suscriba documentos que ni siquiera ha leído. 'Lo más común es que la víctima firme ante notario un capital superior al que realmente recibe, con un plazo de devolución brevísimo (de tres a seis meses), con unos intereses de demora abusivos (a partir del 29%) y valorando su vivienda para subasta en una cifra irrisoria. Puede que dicho así parezca una táctica burda, pero la puesta en escena es muy convincente y además está depurada con la práctica de años'. 

Un particular tiene tres vías para conseguir un crédito: el banco, la entidad financiera no bancaria y el prestamista individual. En aplicación de una ley de 2009, los dos últimos se sitúan bajo la supervisión del Ministerio de Sanidad y Consumo. 'Sobre el papel hay un registro en el que debe apuntarse todo aquel que quiera ejercer de prestamista, pero en la práctica el registro no está operativo y, además, Consumo carece de instrumentos para la supervisión', continúa el abogado Galán. Esa ausencia de control explica la proliferación de particulares que se dedican al préstamo -Internet está lleno de anuncios que ofrecen dinero rápido siempre que haya unas escrituras de por medio- y que operan en los límites de la legalidad. 

No hay constancia de las cifras que se mueven en los préstamos privados. 'Algunos analistas estiman que un 20% de las operaciones podrían estar concertándose fuera del mercado bancario', apunta Galán".

El reportaje íntegro que publicaron estos doce periódicos regionales puede leerse aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario