LA AUDIENCIA DE NAVARRA IMPIDE LA EJECUCIÓN HIPOTECARIA CONTRA UNA AFECTADA

domingo, 5 de octubre de 2014

#BeaSeQueda

Nuestra compañera Beatriz, una de las muchas personas afectadas por la red de presuntas estafas que encabeza el prestamista Antonio Arroyo, ha recibido la noticia de que la ejecución hipotecaria que se seguía contra su vivienda será archivada, por decisión de la Audiencia Provincial de Navarra. 

La letra cambiaria en la que se plasmaba el crédito de la trama Arroyo contra esta socia de STOP ESTAFADORES fue endosada a Pacnum Once, una de las sociedades del supuesto inversor Francisco Hidalgo Manzano, para que, como es habitual en muchos casos, se encargara de ejecutar la hipoteca contra la víctima y de apoderarse así de su vivienda. 

La afectada se opuso al proceso hipotecario, alegando la existencia de cláusulas abusivas en el préstamo, pero el Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Pamplona desestimó su oposición y mandó seguir adelante la ejecución. 

Entonces el abogado del caso, Ignacio Monreal Fernández, interpuso recurso de apelación y ahora la Audiencia Provincial ha venido a darle la razón. 

Considera la Audiencia Provincial de Navarra que es abusivo el interés de demora del 29 %. También declara abusivo el tasar la casa en una cifra ínfima, una práctica habitual de esta red para adjudicarse con mayor facilidad los inmuebles de las víctimas. Afirma el tribunal que "el valor de tasación del inmueble constituye garantía de los derechos del ejecutado" y concluye que "la atribución de un valor de tasación de 29.000 euros a la casa hipotecada es de todo punto desproporcionado", a la vista de la propia descripción de la vivienda contenida en la escritura, y que "atenta directamente contra los intereses de la ejecutada". En la medida en que puede "provocar una enajenación forzosa por un precio mínimo", la AP asegura que impone a la ejecutada una garantía desproporcionada, que contraviene "las exigencias de la buena fe".

Otros órganos judiciales ordenan, en casos similares, seguir adelante la ejecución sin esas cláusulas abusivas. Pero la Audiencia Provincial de Navarra ha ido más allá: entiende que, al tratarse de una cláusula que "fundamenta la ejecución", la estimación de su carácter abusivo conduce al sobreseimiento de la misma. En consecuencia, ordena archivar la ejecución y levantar los embargos, imponiendo las costas a la parte ejecutante.

También la Audiencia Provincial de Soria confirmó una decisión similar hace algunos meses, dejando sin efecto el despacho de ejecución. 

1 comentarios:

Carlos J. Galán dijo...

Enhorabuena a Beatriz. Y mi más cordial felicitación al compañero Ignacio Monreal.

Publicar un comentario